Michoacán

Pese al aumento de contaminación, Morelia no mide la calidad de su aire

Pese al aumento de contaminación, Morelia no mide la calidad de su aire

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Están fuera de servicio las estaciones
de monitoreo de la calidad del brisa de Morelia. A
pesar de la necesidad de calibrar la calidad del brisa que respiran los michoacanos,
las tres estaciones ubicadas en la ciudad de Morelia no están calibradas, no
actualizan los datos de medición ni cuentan con sistemas activos desde hace dos
meses y medio, incluso una de ellas se encuentra borrada del sistema y no se tiene
aviso sobre si sigue funcionado o ya fue desmontada por la dependencia
autorizada.

La fase ubicada en el Palacio
Municipal de Morelia muestra su última modernización al 21 de octubre de 2020.
Desde entonces no registra modificación alguna a los indicadores de la calidad
del brisa en el Centro Histórico, una de las zonas de decano concentración de gases
contaminantes por el tráfico vehicular y que ha tenido una importante presencia
de vehículos conveniente al acrecentamiento de movilidad que hubo a finales del año pasado.

En el caso de la fase en el
campus de Ciudad Universitaria de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo,
si correctamente se actualiza el sistema, en la plataforma digital no reporta datos de
medición de la calidad del brisa, presión atmosférica ni partículas suspendidas.

A pesar del crecimiento dela haber
del estado, exclusivamente se cuenta con las mediciones de ambas estaciones de monitoreo
en la ciudad más noble del estado y ambas se encuentran completamente fuera de
servicio.

Al respecto, el procurador Ambiental
de Michoacán, Juan Carlos Vega Solórzano, titular de la Procuraduría Ambiental de
Michoacán (PROAM) advirtió que, “si correctamente no es competencia de la dependencia, el
hecho de que ambas estaciones están fuera de servicio o al menos no reportan
información no es buena señal”. Hay que rememorar que diciembre y enero forman
parte de los meses de decano contaminación para la ciudad de Morelia. Los días
25 y 1 de enero se consideran de altos niveles de emisiones por las fogatas y
chimeneas que se encienden por parte de miles de personas en las fiestas de fin
de año. En esta ocasión no hubo tales mediciones y se desconoce en este sentido
el impacto de las fogatas tradicionales, medición que incluso pudo sobrevenir
servido para comparar con la actividad comparada con otros primaveras, en términos de
llamado a la población a evitar este tipo de actividades por el tema de la
pandemia.

AUMENTA MALA CALIDAD

Correcto a la composición
geográfica de Morelia se deben de contar con más sistemas en diferentes puntos
que permitan detallar la calidad del brisa en diferentes horarios y en
diferentes zonas para tener mejores indicadores y más precisos. Lo antecedente, es
parte delo pactado con las autoridades ambientales para con transportistas y
sociedad civil. 

En la temporada invernal
pasada, los indicadores de contaminación y de Partículas Finas transportadas en
el brisa se marcaron en color naranja, un cargo antiguamente del rojo que indicaría
niveles peligrosos para la salubridad de los morelianos. Ha trascendido que uno de
los puntos en donde se concentra decano contaminación es el Centro Histórico de
esta ciudad. La combustión de combustibles maderables, carbón, derivados del
petróleo y otros sistemas rudimentarios de calefacción han disparado en primaveras
anteriores los niveles de presencia de contaminantes en la haber michoacana, incluyendo
las zonas rurales y la zona urbana del municipio.

Meses más tarde, durante la temporada
de estiaje, desde febrero hasta mayo, la gran cantidad de incendios forestales provocaron
serias afectaciones a la calidad del brisa. Durante varios días, los índices de
contaminación de Morelia superaron incluso a los índices de la ciudad de México
y la Megalópolis, si correctamente esto estuvo relacionado a los gases generados por la
combustión de bosques del sur de Morelia, autoridades advirtieron un incremento
importante en los niveles de contaminación e impactos a espléndido plazo a la salubridad.

Morelia es la única ciudad del
estado de Michoacán que cuenta con sistemas de monitoreo de la calidad del brisa
y de detección de partículas suspendidas, pese a lo antecedente, los sistemas no
se encuentran en las mejores condiciones.

RECHAZAN PROYECTO

A pesar de la necesidad de
mejorar la calidad del brisa de la zona metropolitana de Morelia, el esquema
que buscaba ampliar la red de monitoreo de la calidad fue rechazado por la
Asociación en abril de 2020. Por parte de autoridades ambientales en el estado
se volverá a replantear, por considerarlo impostergable.

En total, eran al menos tres
estaciones de monitoreo que buscaban sumarse a Morelia, donde operan tres
estaciones que, si correctamente dotan de información respecto a las condiciones de
emisiones y presencia de partículas suspendidas, se requiere de conocer con
decano exactitud las concentraciones de gases en la zona urbana.

Ricardo Cristalera García, titular
de la Secretaría de Medio Esfera Cambio Climático y Exposición Territorial
(Semaccdet) reconoció la importancia del esquema para la haber michoacana y
las zonas aledañas, por lo que se insistirá en continuar con esta dirección en presencia de
la Asociación en próximas oportunidades. La ventanilla no se ha cerrado,
aseguró, por lo que la opción no será descartada en 2021.

www.lavozdemichoacan.com.mx

mxra8
the authormxra8

Leave a Reply