Guerrero

Varias conmemoraciones y retiro de placa sobre el 60


Activistas la desmontan, decían que para honrar a los caídos 

Recordaron el movimiento la UAGro, familiares, organizaciones y hasta un diputado

Chilpancingo, Gro. Diciembre 30’ 2020. R. Agustín Esteban.- Activistas de diferentes organizaciones sociales desmontaron la placa de bronce conmemorativa al movimiento social de 1960 y la trasladaron al interior de la alameda “Francisco Granados Maldonado”, donde originalmente se encontraba ubicada, como una manera de “desagraviar” a la memoria de las víctimas.

La mañana del miércoles se registraron varios eventos relacionados con el 60 aniversario de la masacre registrada en la alameda central de Chilpancingo, ubicada entre las avenidas Vicente Guerrero y Presidente Juárez.

Fue el primer acto conmemorativo en que no acudió el doctor Pablo Sandoval Cruz, uno de los principales líderes del movimiento social que derivó en la fundación de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) y la desaparición de los poderes locales, que implicó en la dimisión del entonces gobernador Raúl Caballero Aburto.

El doctor Sandoval Cruz murió a consecuencia de un infarto el 22 de enero del presente año, tenía 101 años de edad y era considerado uno de los principales pilares de los movimientos de izquierda en la entidad.

Primero, el acto de la UAGro

De primera instancia se registró el acto oficial a cargo de la administración central de la UAGro, evento al que tampoco llegó el rector Javier Saldaña Almazán, quien convalece de un tercer contagio de Covid-19.

En lugar del rector acudió el doctor en Derecho José Alfredo Romero Olea, secretario general de la máxima casa de estudios.

El segundo evento fue realizado por la Coordinadora Estatal de Organizaciones Sociales, Estudiantiles y Sindicales, en la que participan dirigentes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG) y Micaela Cabañas Ayala, hija del extinto jefe guerrillero Lucio Cabañas Barrientos.

También llegaron estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa y, entre otros, miembros del colectivo Los Olvidados, encabezados por Francisco Echeverría de Jesús, hermano de Gabriel, uno de los jóvenes asesinados en el desalojo del 12 de diciembre de 2011.

Más tarde, sobre la avenida Vicente Guerrero, en la esquina con Nicolás Catalán se registró un evento más encabezado por la profesora Roberta Campos, hija de una de las víctimas mortales de la masacre ocurrida hace ya seis décadas.

También llegó a la alameda central el diputado local con licencia Servando de Jesús Salgado Guzmán, quien montó una guardia de honor frente a la placa conmemorativa, que hasta la mañana permanecía frente al histórico edificio docente.

Retiran la placa de bronce

Al término de los eventos protocolarios, un grupo de activistas se concentró en el límite de la alameda central con la avenida Vicente Guerrero, donde permanecía la placa de bronce y en la que se destacan las figuras de las madres llorando a sus hijos caídos.

Con el apoyo de un grupo de herreros desprendieron la pesada placa conmemorativa y tras superar varias dificultades la trasladaron al interior de la alameda, para colocarla en su posición original.

De acuerdo con los activistas, lo realizado fue un acto de desagravio, pues el monumento debe permanecer en el punto en que se generó la masacre, de tal suerte que se le trasladó de manera indebida.

También dijeron que con dicho acto se honró a la memoria del doctor Pablo Sandoval, pues él nunca estuvo de acuerdo en que se le moviera del punto en que originalmente estaba colocado.

verticediario.com

mxra8
the authormxra8

Leave a Reply