Guerrero

Convoca Astudillo a una revolución de conciencia


Conmemora el gobernador inicio de la gesta popular en 1910

“Avancemos enfrentando los tiempos difíciles que vivimos por la pandemia”

“Guerrero no puede gobernarse sólo con el ánimo particular del gobernador”

Chilpancingo, Gro. Noviembre 20’ 2020. Marcial Campuzano.- Los tiempos actuales demandan una revolución de conciencia que impulse una nueva conducta apegada a los valores democráticos y de respeto a los hombres, a las mujeres y a las instituciones del país, no una revolución armada ni cruenta, dijo el gobernador Héctor Astudillo al encabezar en el Palacio de Gobierno la ceremonia alusiva al 110 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana.

En la explanada de la sede del Poder Ejecutivo y con muy escasa presencia de funcionarios, mandos militares y representantes del Congreso local, el mandatario guerrerense resaltó que los tiempos actuales requieren de ciudadanos y ciudadanas valientes y decididos, “como aquellos revolucionarios para que con disciplina y esfuerzo avancemos enfrentando los tiempos difíciles que vivimos por la pandemia del covid-19; desde acatar las medidas sanitarias hasta desarrollar vacunas y medicamentos que ayuden a frenar los contagios”.

Acompañado de su esposa Mercedes Calvo de Astudillo; de la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, Eunice Monzón; del diputado Héctor Apreza, y del comandante de la 35 Zona Militar con sede en Chilpancingo, Miguel Ángel Aguirre Lara, el mandatario estatal resaltó que la Revolución Mexicana “es el ejemplo histórico de que cuando las cosas no marchan bien debemos generar unidad, alzar la voz con propuestas e ideas claras; pero también tomar decisiones, pensar en la mayoría del país como se pensó en 1910, y pensar  en la mayoría de los mexicanos”.

Expuso que la Constitución Mexicana fue la concreción legislativa de la Revolución, porque en ella se incluyen por primera ocasión en la historia del país los derechos sociales, y citó: “en 1920 el General Álvaro Obregón fue quien comenzó la consolidación de la Revolución. Trabajó afanosamente en otorgar derechos a obreros y campesinos para hacer crecer su base popular de apoyo, y asentar las bases de un esquema político diferente”.

En resumen, la Revolución Mexicana se propuso instaurar la vida democrática, reivindicar los bienes de la Nación, tutelar los derechos de los trabajadores, el reparto agrario, la educación popular y el sistema de seguridad social con el objetivo de formar un país con justicia social, sin reelección y con libertades ciudadanas, destacó el gobernador Héctor Astudillo.

Convocó a los guerrerenses a hacer una revolución de voces de esperanza que enaltezcan las cualidades humanas, “que nos permitan entender que no son las autoridades las únicas responsables de nuestro mejoramiento, sino que es la propia sociedad también la que debe sumar a su crecimiento”.

En el marco del 110 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana y por los momentos complejos que se viven, Astudillo llamó a los guerrerenses a la unidad, al trabajo y a priorizar los intereses de la mayoría de los guerrerenses.

Condecoraciones y ascensos a militares

En las instalaciones del 50 Batallón de Infantería, que forma parte de la 35 Zona Militar, el gobernador Héctor Astudillo Flores asistió a la entrega de ascensos y condecoraciones a militares en el marco del 110 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, en donde hizo un abierto y público reconocimiento a las fuerzas armadas del país por su participación en momentos de desastres, y por colaborar en estos tiempos difíciles que generó en Guerrero y en el país la pandemia del coronavirus.

Ante mandos militares y representantes de instituciones del gobierno del estado, Astudillo manifestó que la Revolución Mexicana fue un movimiento popular armado que transformó profundamente las estructuras económicas y sociales de México, y sentó las bases de una nueva etapa de desarrollo para el país y de la soberanía nacional.

“La Revolución generó una movilización Nacional que aglutinó las exigencias de una sociedad subordinada, marginada y sometida, y se considera como una Revolución social democrática, agraria y constitucionalista”, indicó.

Trajo consigo la creación de instituciones por medio de una nueva legislación, y la promoción de una cultura política con repercusiones políticas, económicas y sociales. Es una gran lección de cómo se puede transformar un país a partir de la organización popular y el compromiso, agregó el titular del Poder Ejecutivo.

Con la entrega de condecoraciones y ascensos, el gobierno de la República incentiva al personal del Ejército y la Fuerza Aérea, y a otras instituciones de carácter social, para continuar en la ruta de servir a México, “anteponiendo los valores que mandata la institución como son el honor, valor, lealtad, espíritu de cuerpo, abnegación, patriotismo”.

Señaló que en Guerrero poco se podría hacer sin la ayuda, el coraje y la valentía “de esta heroica institución que por su movilidad, capacidad de respuesta, principios y recursos humanos de alta calidad, contribuyen a mantener los objetivos nacionales”.

Héctor Astudillo señaló que en los tiempos actuales, ningún gobernante solo puede enfrentar todos los problemas que se presentan porque estaría condenado al fracaso, “un estado como Guerrero no puede gobernarse sólo con el ánimo particular del gobernador, tiene que convocar a la ayuda y yo he encontrado ayuda” en las fuerzas armadas del país.

verticediario.com

mxra8
the authormxra8

Leave a Reply