Chiapas

Editorial

Editorial

Editorial

¡Fideicomisos, no hay marcha atrás!

Finalmente se ha roto toda posibilidad de diálogo entre el poder legislativo y los grupos sociales, con relación al tema de la desaparición de 109 fondos y fideicomisos.

De la misma manera como transitó en la cámara de diputados esta iniciativa, así, aunque con algunas protestas, habrá de suceder en la cámara de senadores.

Sin embargo, la respuesta de quienes encabezan a la mayoría de senadores de Morena es, “que no habrá marcha atrás”. El proyecto aprobado por los diputados sigue su curso hasta la comisión dictaminadora de los senadores.

Por encima de las protestas, Morena en el Senado no está dispuesto en dar marcha atrás a la extinción de fideicomisos.

Integrantes de la Marina Mercante que exigen no militarizar los puertos, junto con contingentes de científicos e investigadores sociales, grupos de víctimas del delito y de desaparición de personas que rechazan la eliminación de distintos fondos, tomaron la sede del Senado y obligaron a cancelar la sesión ordinaria y la comparecencia del canciller Marcelo Ebrard.

Buscaban el diálogo con los senadores de Morena y con los de la oposición, pero este por diversas circunstancias no se pudo dar.

Senadores de la oposición coinciden en que es importante combatir la corrupción, si esta existe en los fideicomisos, pero esto no debe llevar a su total extinción. Inclusive están de acuerdo en que se hace necesario hacerlo con algunos, pero deben rescatarse los que pueden seguir siendo útiles.

Deben investigarse los casos de corrupción y castigarlos opinan otros opositores, pero esto no debe ser regla general para poner fin a la totalidad de los fideicomisos.

El líder de los senadores de Morena, Ricardo Monreal ratificó que aprobarán ambas reformas en los términos enviados por la Cámara de Diputados, pues “la gente votó, el movimiento votó para el cambio de régimen; un cambio profundo de las instituciones”.

Este cambio profundo tiene ser de raíz, es decir, deben desaparecer las estructuras que han incubado por años una diversidad de actos de corrupción, como en el caso del Fonden y otros más.

Integrantes de la Marina Mercante bloquearon las puertas del Senado para exigir un Parlamento Abierto y que sus opiniones se incluyan en la minuta a discutir.

Pese al diálogo, no retiraron su bloqueo, que fue reforzado por contingentes de diferentes instituciones, como el CIDE o Cinvestav.

Los únicos que nunca aparecieron por ahí, ya que al parecer para ellos no es importante fueron los gobernadores por el asunto del FONDEN y los 400 mil campesinos que se dice van a ser afectados por otro de los fideicomisos.

Otra interrogante que se hacen, es la de dónde van a sacar el dinero para pagar directamente sobre todo a los investigadores y científicos, si una vez aprobada la desaparición de los fondos y fideicomisos, los aproximadamente 68 mil millones de pesos serán destinados para los gastos que se están originando por la pandemia, como la compra de vacunas.

En fin, que el asunto de los fideicomisos sigue siendo el tema de la semana, juntos con la renovación del liderazgo nacional de Morena.

Ninguno de los intentos de diálogo que solicitaron los diferentes grupos para ser escuchados, sobre todo por los senadores de Morena se pudo realizar, ya que como lo admitiera el senador Monreal, la decisión prácticamente ya está tomada, “no hay marcha atrás”.

Con lo que se debe entender que ya resulta inoficioso dialogar con estos grupos sociales. Un mucho la postura que se utilizó cuando en el pasado se hicieron las reformas, como la de 2013, la educativa, que estando fuera de San Lázaro protestando inconformes miembros del magisterio, sencillamente no les hicieron caso y se aprobó la reforma educativa con todos los efectos posteriores.

Por lo pronto al cancelarse las estructuras de los fondos y fideicomisos, seguramente habrá de dejar desempleados a una buena cantidad de personas que operaban, ya que se habrá terminado toda actividad de estas organizaciones.

En este caso, desde ahora se advierte que se cancelaran los proyectos de investigación razón de ser del trabajo científico, los apoyos al campo, a los damnificados de los desastres naturales, a las víctimas de violencia, etcétera.

Sin duda, ya no hay nada que hacer y lo deben de entender las comunidades de afectados.

Después de la aprobación del senado, es posible que se conozca lo que tiene pensado el gobierno de la Cuarta Transformación para atender las funciones y actividades que venían cumpliendo estos fondos y fideicomisos, pero ahora de una manera directa y transparente, con el compromiso de la rendición de cuentas.

Este es un ejercicio que, desde la perspectiva de algunos analistas, era necesario para acabar con muchos intereses e interesados, que ya se habían arraigado al interior de estas estructuras.

Es lamentable que además de la decisión legislativa, no se ofrezca una radiografía de lo que estaba pasando en cada uno de los fondos y fideicomisos.

Por lo pronto “no hay marcha atrás en su desaparición”.

diariodechiapas.com

mxra8
the authormxra8

Leave a Reply